martes, 5 de noviembre de 2013

TIFFANY TAYLOR de Ideal: La reina de la belleza


A mediados de los 70 (entre 1974 y 1976) la marca norteamericana Ideal fabricó esta sorprendente muñeca maniquí de unos 47 cm (19") de altura cuya principal característica era la posibilidad de cambiarle el color del cabello.


Se presentaba muy a la moda con un bañador de lurex dorado complementado un con pareo verde que le daba aspecto de traje de noche, los zapatos eran unas sandalias a juego de plataforma. También sacaron la versión afroamericana con la melena morena-pelirroja.
Por supuesto se confeccionaron para esta sorprendente maniquí muchos otros trajes de similar estilo:


Con sólo un giro de cabeza se convertía de rubia a morena o viceversa:


Y finalmente aquí tenéis a mi querida Tiffany Taylor en sus dos versiones y vestida "de prestado" por su amiga Nancy, esperando que le llegue el turno de ampliar vestuario.



Es una muñeca preciosa, os la recomiendo a tod@s l@s fans de las maniquís, son relativamente fáciles de encontrar en ebay USA y no tienen un precio disparatado.
¡Espero que os guste!

5 comentarios:

salyperla dijo...

Es simplemente preciosa. Nunca la había visto y me parece espectacular y muy original. Sin duda alguna, me encantaría tener una de ellas. Enhorabuena por esta joya de muñeca. Besitos.

karmen perez dijo...

Hola ayy esta muñeca la descubri hace poquito y su estilo y elegancia me cauitibo me parece de lo mas bonita :d. Me suscribo a tu blog guapa!!

cyborgdoll dijo...

Hola, yo tengo la rubia y me encanta lo del cambio del pelo y su cara, no sabia que existia la version negra, ya la buscaré, gracias por la información, saludos!!!

HelenaBCN dijo...

Gracias por comentar chicas, yo cuando descubrí a Tiffany no paré hasta conseguir una, la verdad es que al natural es mucho más bonita.
Bienvenida Karmen!! Espero que disfrutes con mis kekas.
Besos!!

Itzi dijo...

A mí me encanta!!!
No la conocía y me parece super preciosa. Cuando he visto las primeras fotos, creí que se trataba de una muñeca tipo Barbie... me he asustado al verla con el traje de Nancy, jajaja, Tan grandota. Es genial.
Un abrazo